Un cementerio submarino en Cabo de Palos

La tragedia del Sirio -llamarlo el Titanic del Mediterráneo– es solo una muesca más en el trágico historial de las aguas de Cabo de Palos y la reserva marina de las islas Hormigas, un cementerio submarino en el que reposan restos de más de 50 naufragios. Por C. M. Sánchez/ Fotografía Gonzalo Pérez Mata

Te puede interesar

Los héroes del C·: el submarino hundido por los nazis

El trágico destino de la expedición que buscaba el paso del Noroeste en el Ártico