En 1933, el presidente de EE.UU. Franklin D. Roosevelt enderezó la economía con lo que se llamó el “Nuevo Pacto”.  Por Javier G. Cristóbal

¿Quién fue del primer presidente de EE.UU?

El New Deal fue un conjunto de medidas económicas y sociales adoptadas por el Gobierno del presidente Franklin D. Roosevelt (1885-1945) para reactivar el consumo y la inversión y reordenar el sistema financiero y productivo de Estados Unidos tras el crack de 1929. El demócrata Roosevelt ganó las elecciones en 1933 a su antecesor, el republicano Herbert Hoover, incapaz de frenar la Gran Depresión, la crisis que siguió al crack del 29, que se extendió por todo el mundo dada la relevancia financiera y económica de Estados Unidos.

¿Quién fue su inspirador?

Se siguieron los principios del economista británico John Maynard Keynes, para quien la adecuada intervención del Estado en periodos de crisis puede reactivar la economía, aunque ello implique un aumento del déficit. Roosevelt aumentó el gasto público al tiempo que legislaba en dos frentes: el económico y el social.

¿Cuáles fueron las principales medidas?

Se devaluó el dólar para favorecer las exportaciones, se aplicó un mayor control sobre la banca obligándola a asegurar los depósitos, se indemnizó a los campesinos para que redujeran la superficie cultivada y así disminuir los excedentes y se crearon instituciones que favorecieron un mayor control del libre mercado, como la National Industrial Recovery Act.

¿Qué consecuencias laborales tuvo?

La promulgación de leyes federales, como la National Labor Relations Act, permitió a los trabajadores del sector privado formar sindicatos, lo que favoreció la firma de convenios colectivos en los que se fijaba la jornada de trabajo en 40 horas y se prohibía el trabajo infantil. Se instituyó la Social Security Act, que contemplaba la protección de los ancianos, los desempleados y otros grupos sociales desfavorecidos.

¿Cuáles fueron los resultados?

Se paliaron los efectos de la crisis, pero el paro continuó siendo elevado; en 1937 afectaba aún a más de 7 millones de personas. Fue la intervención de EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial, y el consecuente aumento en la producción de bienes de guerra, lo que redujo definitivamente el paro.

Pantanos y tanques

El New Deal de Roosevelt

Se crearon compañías estatales para gestionar las obras públicas, como la Tennessee Valley Authority, encargada de construir presas y gestionarlas y que llegó a emplear a 4 millones de personas. Pero las mayores inversiones fueron en la industria armamentística. ¿En previsión de una Segunda Guerra Mundial?

 Te puede interesar

Kennedy, la gran ilusión