Una de las más grandes civilizaciones en la historia. La historia del Antiguo Egipto dividida en cinco faraones…

2589- 2566 A.C.

Keops, las pirámides y el cambio climático

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 13

El reinado de Keops –que da nombre a la Gran Pirámide Giza– marca el máximo esplendor de los faraones; y las pirámides, una escalera hacia la vida eterna, son muestra de ese poder. El último gran faraón del Imperio Antiguo fue Pepy II, que gobernó del 2255 al 2165. Después de él llegó la anarquía a un país agotado y sin recursos. Recientes estudios señalan que aquella crisis se debió a un cambio climático que convirtió en desierto lo que era sabana (de ahí que los jeroglíficos dibujen antílopes, monos y otros animales de la sabana) y redujo su ‘despensa’ a los estrechos márgenes del Nilo.

1490-1468 A.C.

Hatshepsut, la reina faraón y el feminismo

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 2

Hatshepsut no fue la única reina-faraón (hubo al menos otras tres), pero es la más conocida. Debía suceder en el trono a Tutmosis I, su padre, pero los ‘poderes fácticos’ de palacio conspiraron para que heredase un hijo varón de una esposa secundaria: Tutmosis II. Y la obligaron a ella a casarse con él, su medio hermano. Lejos de conformarse, convenció a los sacerdotes para revertir la situación. Tutmosis II murió pronto y, aunque heredó Tutmosis III, el hijo de una concubina, Hatshepsut logró asumir la regencia y finalmente se autoproclamó faraón. Se hizo representar como un hombre, con la barba postiza.

1366-1327 A.C.

Tutakamón, el culebrón de los Amarna

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 11

Tutankamón fue un faraón breve y habría pasado inadvertido de no haberse encontrado su tumba casi intacta. Fue nombrado faraón con 8 o 9 años y murió con 18 o 19, de ahí que sea conocido como el faraón niño.

1. El padre en la picota

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 1

Tutankamón era hijo de Akenatón, un faraón muy impopular por perder guerras y territorios importantes como Siria. Instauró el monoteísmo, el culto a un solo dios: Atón, rey del Sol, y creó una capital para ello, Amarna. Pero el pueblo lo culpó de las derrotas y, con él, a Atón. Tutankamón tuvo que volver al politeísmo y dejó Amarna para instalarse en Tebas –hoy, Luxor–.

2. Madre y madrastra

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 12

La gran esposa de Akenatón fue Nefertiti, pero solo tuvieron hijas, seis. Y tenían prioridad los varones, así que heredó Tutankamón, hijo de una segunda esposa, cuya momia, conocida como ‘la dama joven’ se identificó en 2010. El ADN de esa momia demostró que, además de esposa de Akenatón, era su hermana. El faraón también se casó con una de las hijas que tuvo con Nefertiti. ¿Se ha perdido? No se preocupe. El incesto era habitual entonces para –creían ellos– preservar la pureza de su sangre. Tutankamón también se casó con una medio hermana, Anjesenamón, hija de Nefertiti.

3. El consejero y el general

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 3

Al ser Tutankamón un niño cuando llegó al poder quien gobernaba en realdiad era su consejero, Ay, que era el padre de Nefertiti y el ‘malo’ de la película. Ay ya había servido a Akenatón; controlaba el palacio. La muerte prematura de Tutankamón le dio la oportunidad de ser faraón él mismo. Pero para lograrlo tenía que darse prisa y aprovechar que su gran rival, el general Horemheb, estaba lejos luchando en una guerra. Por eso Ay enterró a Tutankamón precipitadamente y se casó enseguida con su viuda, que era su nieta. Ay fue faraón pero murió cuatro años después, y le sucedió en el trono Horemheb, que gobiernó 27 años.

1279-1213 A.C.

Ramsés II, el megalómano lujurioso

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 14

Ramsés II es el faraón más conocido porque construyó enormes templos en su honor y, además, colocó su rostro en miles de estatuas que antes representaron a sus antecesores. Conocido como el rey guerrero, a los 16 años ya mandaba sobre el ejército (además de estar casado y tener cuatro hijos). Recuperó los territorios de Siria que había perdido Akenatón, el padre de Tutankamón, asegurando la prosperidad. Tuvo decenas de esposas (la gran esposa real fue la bella Nefertari) y concubinas y tuvo cientos de hijos. Lo sucedió Merenptah, su decimotercer hijo, porque los mayores habían muerto. Ramsés II gobernó 66 años.

51-30 A.C.

Cleopatra, la caída del Imperio egipcio

Egipto en cinco minutos (y en cinco faraones) 7

Cleopatra –una mujer educada por su padre, Ptolomeo II, para gobernar– tuvo que hacerlo en una corte donde los asesinatos estaban a la orden del día. Así que para sobrevivir se alió con el poder emergente, Roma. Y lo hizo convirtiéndose en amante de Julio César, primero, y de Marco Antonio, después. Aunque en la única imagen que se conserva de ella es más parecida a Angelica Huston que a Elizabeth Taylor, su poder de seducción le sirvió para reinar 20 años (aunque ya sin el poder de los faraones). Pero, muerto Marco Antonio, Octavio decidió acabar con ella. Y Cleopatra se anticipó quitándose la vida. Egipto pasó a ser una provincia más del Imperio romano.

Te puede interesar

Las mascotas de los faraones

Descubrimiento de la tumba de Tutankamón: lo que tuvo que ser aquel momento…