Las mujeres se han lanzado a las autoescuelas en Arabia Saudí tras levantarse el veto que les impedía llevar un coche. Por E. F. 

Desde que a finales del año pasado un real decreto permitió que por primera vez las mujeres puedan conducir en Arabia Saudí, el negocio de las autoescuelas se ha disparado, por no hablar del entusiasmo de los fabricantes de coches ante la expectativa de duplicar el mercado en un país de 32 millones de habitantes.

Los fabricantes de coches se entusiasman ante el nuevo mercado que las mujeres abren

Marcas como Ford se han apresurado a crear sus propias autoescuelas para mujeres y varias universidades han creado programas específicos para que las estudiantes puedan conseguir la licencia. Salvo algunos clérigos, la sociedad aprueba mayoritariamente la medida, lo que no impide que proliferen los chistes sobre la seguridad. Y no es asunto de broma. En Arabia Saudí mueren nueve mil personas cada año por accidentes de tráfico. En la imagen, una mujer prueba unas gafas que emulan el efecto de la embriaguez para mostrar el peligro. Aunque lo cierto es que, según Arab News, la mayor parte de las muertes se produce por conducir mientras se habla por el móvil.

También te pueden interesar más artículos sobre Arabia Saudí…

Así es el príncipe Bin Salman, el reformador de Arabia Saudí

Arabia Saudí concede la ciudadanía a un humanoide

El negocio de la Meca