En busca de la identidad perdida

Rumanía es el país de la Unión Europea que más flujo de inmigrantes genera. Casi un millón de ellos vive en España; la mayoría, llegados a finales de los noventa. Ahora sus hijos, que crecieron o nacieron aquí, se debaten entre una separación dolorosa y un retorno imposible. El joven fotógrafo Marius Scarlat indaga su propia familia. Texto y fotos: Marius Scarlat

También te pueden interesar estos artículos…

La misteriosa enfermedad de los niños refugiados en Suecia

El sueño de volver a casa

Sajonia (Alemania): aquí los refugiados no son ‘willkommen’