Algunos de los accidentes aéreos que se producen suelen ser consecuencia de un error de los pilotos que no supieron manejar bien la nave manualmente

Pilotos sin experiencia

El  17 de noviembre de 2013, los pilotos de un Boeing 737 de Tatarstan Airlines abortaron el aterrizaje en la ciudad rusa de Kazán. Se vieron obligados a reiniciar el procedimiento de nuevo, lo que exige trabajo manual y, sobre todo, experiencia. Segundos después perdieron el control del aparato. El avión se precipitó a tierra en vertical desde unos 700 metros de altitud. Los 50 ocupantes fallecieron.

Capitán asustado

En febrero de 2009, el capitán del vuelo 3407 de Colgan Air no reparó en la indicación de que iba demasiado despacio durante su aterrizaje en la ciudad estadounidense de Búfalo. No fue consciente de la situación hasta que empezó a sonar la alarma de pérdida y el piloto automático se desconectó. Asustado, el capitán tiró de las palancas de mando cuando tendría que haberlas empujado. Cuando la copiloto, siguiendo un arrebato de inspiración, desplegó las aletas de hipersustentación, el aparato un Bombardier Q400 ya estaba perdido. El aparato se estrelló. Murieron sus 49 ocupantes y una persona en tierra.

El ordenador se vuelve loco

En 2009, los sensores de velocidad del vuelo 447 de Air France se congelaron sobre el Atlántico. El ordenador del Airbus, que volaba de Río de Janeiro a París, empezó a recibir datos sin sentido, por lo que desconectó el piloto automático. Los dos pilotos se vieron desbordados por un caos de indicaciones contradictorias y alarmas. El copiloto elevó el morro del avión de forma instintiva y provocó que la aeronave entrara en pérdida. Cuatro minutos más tarde, el aparato se desintegró sobre el océano. Sus 228 ocupantes murieron en el acto.

Vuelo Malaysia Airlines MH370, caso resuelto

Vuelo Malaysia Airlines MH370, caso resuelto

¿Qué pasó a bordo del misterioso vuelo MH370, que desapareció sin dejar rastro hace cuatro años? Un experto canadiense dice haber resuelto el enigma. El desenlace fue más terrible de…