Ella y Los Neumáticos, Magia Blanca, Álex & Christina y diez discos en solitario. Christina Rosenvinge prepara un libro de memorias. Incluida en el libro de retratos de las leyendas del rock de los 80, del fotógrafo Thomas Canet. Por Fernando Goitia

XL. ¿Se acerca hoy a lo que, de joven, pensaba ser a los 54?

C.R. Ni en la mejor de mis previsiones. Con la maternidad (tiene dos hijos, de 13 y 19) acumulé mucha energía, porque llevo 4 años sin parar con una banda que suena como un cañón.

XL. Con 15 años ya andaba por los escenarios. ¿Qué le diría a aquella chica?

C.R. Que no vendiera los vinilos, que no firmara contratos sin un buen abogado, que aprendiera solfeo y sobre todo: «No te preocupes tanto que todo va a salir bien».

“Cierta inseguridad te obliga a mejorar. El autocomplaciente evoluciona peor que el autoexigente”

XL. ¿Tenía algún miedo-complejo que haya superado?

C.R. Me ponía muy nerviosa antes de tocar. Ya no me pasa, pero cierta inseguridad te obliga a cuestionarte y a mejorar. La gente autocomplaciente evoluciona peor que los autoexigentes.

XL. Qué le perturba del mundo de hoy?

C.R. Que el dinero gobierne por encima de todo. Así no hay manera de avanzar. Ves pequeños gestos de bondad alrededor, pero ojalá fuéramos más conscientes de nuestro poder de cambio.

XL. En su nuevo disco canta en un yo masculino. ¿Se han reducido las distancias entre hombres y mujeres?

C.R. Un hombre rubio habla de la soledad de los hombres como mi padre: alma sensible y armadura de hierro. La tradicional división de funciones entre géneros ya no tiene sentido.

XL. Se sobrevalora…

C.R. … el éxito en las redes sociales. Pero los más jóvenes ya se han dado cuenta y reclaman el anonimato y la privacidad. Tengo mucha fe en ellos.

XL. Lo que más quiere en la vida?

C.R. Una casa entre un bosque y un río con muchos amigos y perros dentro.

También te pueden interesar otros cantantes de los 80

Mikel Enrentxun: más de 25 años en solitario tras liderar la banda Duncan Dhu en los 80