Las celebraciones por la Selectividad han sido el foco de nuevos brotes de coronavirus. Ya son 34 los contagios confirmados en una discoteca de Córdoba donde tuvo lugar una fiesta de fin de curso y de los exámenes de selectividad. Las autoridades han cerrado el local y los expertos creen que unas 400 personas han podido verse expuestas a otros focos en esta misma sala. “La selectividad conlleva un alto riesgo de contagio para las familias, se tomen las medidas que se tomen”. La viróloga nos avisaba antes de la concentración de miles de estudiantes para realizar las pruebas de selectividad en esta entrevista que concedió a XLSemanal.

Se han establecido medidas de seguridad para evitar contagios, pero ¿es seguro?, ¿merece la pena el riesgo? Margarita del Val, viróloga e inmunóloga que coordina una plataforma del CSIC con 200 equipos de científicos dedicados a estudiar la Covid-19, cree que no. Hablamos con ella. Por Fernando Goitia

XLSemanal. ¿Es seguro celebrar la selectividad este año?

Margarita del Val. Ninguna concentración de personas hoy en día es segura. Si un montón de jóvenes interaccionan entre sí ya hay un riesgo, y si luego se van a celebrar que han acabado los exámenes, algo muy probable, se eleva aun más el riesgo de que se produzca una cierta expansión de la infección.

XL. Las autoridades educativas apelan a la responsabilidad de los alumnos…

M. V.  Pero yo creo que va a ser dificilísimo que la mayoría de estos chicos no se vayan luego de juerga. Llevan meses sin verse, están en una edad muy emocional y ante un momento de su vida que les determina el futuro; estarán locos por liberar tanta tensión al acabar. Así que, es de prever que haya contagios entre ellos.

XL. ¿Que bajen las cifras de contagios, muertes e ingresos no implica una reducción del riesgo?

M. V. El porcentaje de la población que sigue vulnerable es muy alto. El estudio de seroprevalencia del Ministerio de Sanidad dice que, probablemente, el número de personas que se han infectado es diez veces mayor que los reconocidos. Es decir, que debe haber diez veces más asintomáticos activos o con síntomas muy leves que pueden ir a la selectividad sin ser conscientes del problema. Pueden ir, por ejemplo, muchos asintomáticos.

XL. El Ministerio ha emitido recomendaciones como evitar aglomeraciones y desplazamientos masivos, ampliar el número de sedes, escalonar las entradas y salidas; más vigilancia, control y limpieza…

M. V. Se puede regular el transporte, la entrada, la distancia en clases, la salida, pero la celebración, será más complicado. Y, se esté en la fase que se esté y con las medidas sanitarias que toquen en cada momento, es fácil que esto se convierta en un foco de infección. Yo no soy experta en organizar algo así, que me imagino que será un lío tremendo, pero igual sería mejor hacerlo en los colegios, aumentando el número de profesores que vigilan o algún otro mecanismo. Es mejor que se muevan los profesores que los alumnos, que son más. Eso es menos arriesgado porque serían sólo los de ese curso y de ese colegio. De lo que he oído, es lo que me parece más sensato, ya que cuanta menos gente se junte, mejor. Pero ya te digo que yo no soy experta en esto.

“Recomiendo, que las dos o tres semanas siguientes a la prueba,  limiten, ellos y todos los miembros de sus familias, el contacto con los abuelos”

XL. Pero usted sabe de virus, cómo se propagan, como funciona una epidemia…

M.V. Sí, claro. Y lo que recomiendo es que, y es algo en lo que se debe insistir mucho, las dos o tres semanas siguientes a la prueba limiten, ellos y todos los miembros de sus familias, el contacto con los abuelos. El contagio para los jóvenes no tendrá impacto, por su edad; para sus padres, probablemente, tampoco mucho ya que son poco vulnerables a la enfermedad, pero si esto llega a los mayores, tendrá un impacto grave. Así que contención especial. También recomiendo que sean comedidos en las celebraciones, pero eso, me temo, será difícil.

XL. Saber que pueden contagiar a sus abuelos y provocar un brote es un gran argumento, pero, por si acaso, ¿se le ocurre alguno más?

M.V. Apelando a un lado más egoísta, un problema para ellos es que, si hay un rebrote, además de fastidiarles las vacaciones, igual no pueden ir tampoco a clase en septiembre. Además, el impacto sobre la economía se agravará y será más difícil conseguir empleos cuando se gradúen. El sistema quedará muy dañado.

Dejar que tantos chicos vayan a la vez a las universidades conlleva un alto riesgo

XL. Hay quien propone suspender la prueba y que valga la nota del Bachillerato. ¿Qué le parece?

M.V. Es la mejor solución, sin duda, desde el punto de vista sanitario, pero ya te digo que no soy experta en el mundo académico y en ese sentido no sé si es lo mejor. Sólo te puedo decir que dejar que tantos chicos vayan a la vez a las universidades conlleva un alto riesgo, por muchas medidas que se tomen.

XL. Se dice que la selectividad corrige las diferencias en las notas del Bachillerato; que los colegios privados y concertados califican al alza frente a la pública…

M.V. Pero las universidades pueden ajustar la nota de los colegios, porque saben cuáles ponen puntuaciones muy altas y cuáles muy bajas. No lo sé, insisto, pero si no se puede celebrar la selectividad, de alguna manera tendrán que hacer los rankings. De todos modos, con o sin prueba, la competición es la misma. Los números de corte serán distintos, más caóticos, si quieres, pero los mejores estudiantes siempre estarán por delante.

Te puede interesar

¡Cuidado! Aunque te declaren inmune al coronavirus, aún sigues contagiando

El asesor de Merkel contra la COVID-19: “Les garantizo que habrá un segundo brote y quizá un nuevo confinamiento”