Manresa, 1978. Llevo casi 30 años trabajando de cocinero. Soy el Chef del restaurante ABaC (Barcelona), con tres estrellas Michelin. Y, con Pepe Rodríguez y Samantha, miembro del jurado de ‘MasterChef’ (TVE). Por Virginia Drake

XLSemanal. ¿Dónde está confinado?

Jordi Cruz. En Barcelona, en mi casa, a cinco minutos del restaurante ABaC.

XL. ¿Es optimista con la situación?

J.C. Si no lo fuera, no habría hecho tantas cosas en la vida: soy hiperactivo con tendencia a buscarle a todo el lado bueno, incluso a esta situación tan mala.

XL. Y esta vez, ¿cuál es el lado bueno?

J.C. Que hemos hecho, como decimos en MasterChef, un ‘manos arriba’ para poder valorar las cosas que nos rodean y pensar en nuestra vida, en el ajetreo que llevamos.

XL. ¿El coronavirus le hará mejor persona?

J.C. No me arrepiento de nada de lo que he hecho, pero esta situación me ha permitido marcar prioridades y prescindir de lo que me aporta poco.

XL. Con 26 años fue el chef más joven de España, y el segundo del mundo, en recibir una estrella Michelin, en el restaurante Estany Clar. A los 30, repitió hazaña en el Angle; y el año pasado, logró para el ABaC las codiciadas tres estrellas…

J.C. Lo cuentas como si fueran cromos de bollycao [ríe]. Yo no sabía que las estrellas Michelin te metían en un mapa gastronómico que dignifica el oficio. Entonces entendí lo que le gustaba a Michelin y lo que me gustaba a mí.

XL. Este año los concursantes de MasterChef llegan pegando fuerte; pienso en Saray, expulsada por sus maneras.

J.C. Son gente singular, con carácter y personalidad, que defiende lo suyo. Si se pasan de rosca, nosotros como jurado se lo decimos.

XL. ¿Qué concursantes prefiere: famosos, desconocidos o niños?

J.C. Me divierten más los famosos, porque son personas que dominan el medio y acaban superados por él, ya que MasterChef es muy heavy y no lo pueden controlar. Después, el de los normales’, porque es donde mejor podemos mostrar nuestra profesión. Y, luego, el de niños; que es muy duro y nos superan a nosotros con mucho.

XL. Fuera del plató, ¿tiene ese carácter tan agrio o hay dos jordis?

J.C. ¡Jajaja! Solo hay un Jordi, muy trabajador, que sabe hacer lo que le piden los comensales en el restaurante y lo que le pide la audiencia y la dirección de MasterChef en televisión.

XL. ¿Cuándo cree que podrá reabrir ABaC?

J.C. No me preocupa tanto la fecha como poder hacerlo cuando la gente no tenga miedo y venga a disfrutar con confianza. Antes, no deberíamos abrir porque nos la vamos a pegar todos. Yo puedo mantener los ERTE, reinventarme, abrir con la mitad del aforo y cocinar para 25 cubiertos. Pero esto es hacer locuras.

Desayuno: un toque americano

Jordi Cruz: "Hemos hecho un 'manos arriba' para valorar lo que nos rodea y pensar nuestra vida" 1

 

«Una taza grande de café con leche y un par de huevos fritos con una tostada de pan calentito para mojar la yema».

 

 

Te puede interesar

Tamara Falcó: “No leo lo que dicen de mí. Igual lo leo y me vuelvo tonta…”