El hawaiano Kay Lenni vive en las olas. Literal. Es campeón de surf, kite surf, wind surf, paddle surf y ahora también se entrena en la última modalidad surfera: el ‘hydrofoil surf’. Por Fátima Uribarri

Para practicarlo, no depende uno de que haya olas: una gran aleta sumergida proporciona velocidad y altura. La fricción es mucho menor que en el surf tradicional y la tabla se impulsa con movimientos del cuerpo. También sirve para deslizarse sobre grandes olas con la ventaja de que no hay que remar con los brazos tumbado sobre la tabla para llegar a ellas. Aquí, Kay Lenni levita sobre las aguas del río Hudson. Impresionando a los neoyorquinos.

También te puede interesar este artículo sobre surf…

Cómo ser la reina de las olas gigantes y no morir en el intento