Meryl Streep lleva cuatro décadas en la cima y ha trabajado con todo el mundo, incluyendo a muchos de los actores, productores y directores salpicados por acusaciones de abusos sexuales. Nominada de nuevo a los Oscar 2018 por la película ‘Los archivos del Pentágono’. Por Andreas Alves / Fotos: Brigitte Lacombe y Getty Images

A sus 68 años, Meryl Streep la actriz sigue tan comprometida como siempre. Prueba de ello es esta entrevista, en la que habla a tumba abierta sobre Hollywood, Trump o la libertad de prensa.

“Harvey Weinstein me usó para ganar credibilidad. Eso me convierte en cómplice de los abusos contra esas mujeres. No puedo soportarlo”

Cuando Meryl Streep entra en la pequeña sala de conferencias del piso 51 del hotel Mandarin Oriental de Manhattan, una intensa ventisca sopla en el exterior. Normalmente se puede ver la Torre Trump por los ventanales, pero hoy no. «Y eso no es lo peor», dice la actriz.

Streep lleva en la mano un vaso de cartón, un té. Se quita la chaqueta de angora gris y la lanza por encima de la mesa hacia el sofá. Vamos a hablar sobre hombres poderosos, sobre Donald Trump, el presidente machista, y sobre Harvey Weinstein, el productor de Hollywood que abusó de docenas de actrices, con el que Meryl Streep trabajó en La Dama de Hierro. ¿Por qué pudieron producirse todos esos crímenes? ¿Y por qué se mantuvieron en silencio durante tanto tiempo?

Meryl Streep, a quien sus tres Oscar y 21 nominaciones la convierten en la actriz que más veces ha optado a estos premios en la historia de Hollywood, es también una de las portavoces más destacadas del movimiento feminista en el mundo del cine.

meryl streep, la actriz mas comprometida (2)

Por mucho que la indignen los sucesos a los que estamos asistiendo, nunca alza la voz ni pierde la compostura, aunque el tono firme y apremiante de sus palabras deja bien claro lo serio que es para ella este asunto.

Su último papel va, precisamente, en esa misma línea. Streep interpreta a Katharine Kay Graham, propietaria durante dos décadas de The Washington Post, justo en la época más gloriosa del mítico diario. Los archivos del Pentágono, dirigida por Steven Spielberg, es una historia real ambientada en la era Nixon acerca de los documentos filtrados sobre la guerra de Vietnam, pero también un espejo de los problemas actuales a los que se enfrenta Estados Unidos.

La película habla de las mentiras de un gobierno, de las intrigas en la Casa Blanca y de la lucha de una mujer por hacerse respetar y salvar su periódico mientras se enfrenta a una horda de hombres misóginos.

XLSemanal. Señora Streep, en el tema de los derechos de las mujeres, se puede decir que la situación en la Casa Blanca en estos momentos es lamentable. El actual presidente se ha jactado de manosearlas y la CNN asegura que al menos 13 mujeres lo acusan de haberlas acosado sexualmente.

Meryl Streep. Sea lo que sea lo que ha hecho, en algún momento tendrá que responder por ello. Estoy segura.

XL. ¿De qué manera?

M.S. No quiero especular. Lo importante es que todo siga los cauces legales. Y quiera Dios que no haya algo grave que pudiera costarle el cargo. No puedo imaginar cómo reaccionarían sus partidarios, personas tan llenas de odio y que siguen sus ideas con una fe ciega. Pero soy optimista. el derecho triunfará.

XL. ¿Cree que al final podría ser una mujer quien decidiera el destino del presidente?

M.S. Ahí fuera hay un montón de mujeres jóvenes protestando, sublevadas por todo lo que está pasando. No hay razón para pensar que no pudiera acabar afectándole también a Trump… Es como David contra Goliat. No siempre hace falta un ejército, a veces basta una piedra. Lanzada por la persona adecuada.

XL. Usted también ha atacado a Trump repetidamente. Y él ha dicho de usted que es «una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood».

M.S. No hay absolutamente nada en lo que coincida con Trump, créame. Pero, por una vez, en esto sí que tiene razón. En Hollywood tendemos a exagerar las cosas.

“No coincido con Trump en nada, pero en esto tiene razón. Soy ‘una de las actrices más sobrevaloradas’. En el cine tendemos a exagerar las cosas”

XL. En su nueva película interpreta a la primera editora de un periódico en Estados Unidos, obligada a imponerse a unos hombres poco dispuestos a permitírselo. La historia es de hace 46 años, pero da la impresión de que no han cambiado mucho las cosas.

M.S. No, no es así, hemos visto avances enormes. En 1971, justo en la semana en la que transcurre la película, terminé la universidad. En aquella época empezaban a abrírseles las puertas a las mujeres. En el Gobierno, en la justicia, en la medicina, en los negocios. Pero solo en los niveles más bajos. A mis hijas les hablo a menudo de este tema. No pueden imaginarse lo difícil que lo tenían las mujeres en aquellos días.

XL. En su papel de Kay Graham, la vemos moviéndose con mucha inseguridad en un mundo de hombres.

M.S. Hay una foto de esa época en la que se ve a Kay Graham en una reunión y, en la sala, además de ella, solo hay 26 hombres. Aquello tuvo que resultar bastante intimidante. Hoy habría por lo menos tres mujeres en la reunión, así que algo sí se está haciendo. Va más rápido en los niveles intermedios, ahí ya hay muchas mujeres. Pero en los niveles superiores es diferente, los hombres los siguen viendo como su bastión. Las cosas no cambiarán en la sociedad mientras no haya una paridad en todo, incluidos los puestos más altos. Un 50 por ciento de mujeres y un 50 por ciento de hombres, así es como está repartida la especie humana.

XL. ¿Está a favor de la cuota femenina por ley?

M.S. No estoy muy segura de que una ley sea la vía más adecuada. Creo que la opinión pública mueve más rápido las cosas. Las redes sociales hacen que las posturas y actitudes de la gente cambien constantemente. Si les diéramos la espalda a las empresas que excluyen a las mujeres de sus puestos directivos, podría conseguirse mucho.

XL. Hace año y medio, durante la Convención Demócrata, pronunció usted un apasionado discurso de apoyo a la candidata a la Presidencia, Hillary Clinton. Y luego llegó Trump. Reconocerá que el movimiento feminista ha perdido terreno…

M.S. La sociedad humana se ha atenido a la misma jerarquía durante miles de años. Los primeros cambios de verdad solo llegaron alrededor de 1960. ¿Cree que habríamos podido pasar directamente de aquello a una solución satisfactoria y sin conflictos? No, siempre será así: dos pasos adelante, un paso hacia atrás.

“En Hollywood, La mayoría solo quiere ganar dinero. Pero hay algunos que ya han ganado bastante y se mueven por principios. Como Steven Spielberg”

XL. Muchos pensábamos que al menos el liberal Hollywood iría un poco por delante en estos temas. Sin embargo, llega el escándalo Weinstein y da la sensación de que en el mundo del cine las cosas están especialmente mal.

M.S. Están como en todas partes. La diferencia es que a otros sectores no los examinan con tanta atención como al nuestro. En Estados Unidos, las mujeres que trabajan en el campo sufren abusos sexuales y explotación por parte de sus capataces. Si se quejan, las amenazan con quitarles el sueldo, con quitarles la posibilidad de alimentar a sus familias. Estas mujeres no tienen nombres conocidos, no son actrices jóvenes y hermosas que atraen la atención de millones de personas. El sindicato de trabajadoras del campo escribió una carta a las activistas del cine en la que decía: «¡Por favor, seguid! También habláis por nosotras. Habláis por las que no tenemos voz». La gente escucha lo que dice Hollywood. Nosotros tenemos ese gran altavoz.

meryl streep, la actriz mas comprometida (2)

Streep, que ha trabajado con Weinstein en varias películas, ha sido atacada «por su silencio», por la actriz Rose McGowan, una de las más de 50 mujeres que han denunciado al productor. «Yo no conocía sus crímenes. No sabía que esto estaba sucediendo».

XL. Tras las acusaciones contra Harvey Weinstein, el movimiento #MeToo de denuncia de los abusos a mujeres se hizo tan popular que la revista Time lo reconoció como organización del año.

M.S. Pero, en paralelo, la revista la estaban comprando los Koch, una pareja de hermanos ultraconservadores de Nueva York… Forman parte de una oligarquía que quiere gobernarnos con su dinero y sus contactos. No podemos acomodarnos. Tenemos que estar siempre alerta y vigilantes en la lucha por nuestros valores y nuestra libertad.

XL. ¿Qué le aconsejaría a una actriz joven que se topara con uno de esos Harvey Weinstein que abusan de las mujeres?

M.S. ¡Contrata a un abogado!

“Si les diéramos la espalda a las empresas que excluyen a las mujeres de sus puestos directivos, podría conseguirse mucho”

XL. Usted también pasó por una situación como esa… con Dustin Hoffman.

M.S. Sí, y ya hablé entonces de ello en la revista Time.

XL. Contó que, la primera vez que se vieron, él le dijo: «Hola, soy Dustin Hoffman», mientras le ponía la mano en un pecho.

M.S. Aquello pasó hace casi 40 años. Lo denuncié en público y él se disculpó. Después lo dejé estar, tampoco iba a seguir machacándolo año tras año.

XL. Pero no contrató a un abogado.

M.S. Mire, en un extremo tenemos a los violadores violentos, y en el otro tenemos a esos hombres que simplemente se comportan como unos cerdos. En medio existe una variedad enorme. Hay margen para el perdón y para el debate sosegado. La gente reflexiona, cambia, corrige su forma de ser. Tenemos que entendernos, trabajar juntos, pensar en el futuro. No podemos estar sintiéndonos mal siempre. Hay gente cuyo lugar está en la cárcel, pero otros solo tienen que entender que son unos cerdos, y decir: «Oye, lo siento».

XL. A Harvey Weinstein se lo acusa de ser un violador. Usted misma definió su comportamiento como «repugnante». ¿Le ha sorprendido todo lo que está saliendo a la luz?

M.S. Ya se sabía que podía llegar a ser brutal en los negocios. Cuando rodamos La Dama de Hierro y trató de echar al director, me di cuenta de lo despreciable que es. Pero no tenía ni idea de cómo se comportaba con las mujeres.

meryl streep, la actriz mas comprometida (2)

En otra interpretación con sabor a Oscar -sería el cuarto-, en ‘Los archivos del Pentágono’, Streep se mete en la piel de Katharine Graham, la editora del ‘Washington Post’, en los años del Watergate y los papeles del Pentágono

XL. Se dice que en Hollywood todo el mundo hablaba de ello.

M.S. Yo ya tengo una edad, ya no soy una de esas jóvenes detrás de las que él iba. Pero hay una cosa que me hace hervir de rabia, y es cómo me ha utilizado para legitimarse. Me usó para ganar credibilidad. Y eso me convierte en cómplice de los abusos contra esas mujeres. No puedo soportarlo.

XL. ¿Se lo ha dicho?

M.S. No, hace bastante que no hablo con él. Y tampoco es que nos conociéramos mucho.

XL. En su última película resulta evidente que Steven Spielberg tenía en mente los problemas actuales de Estados Unidos. El rodaje empezó hace menos de un año. ¿Cree que Hollywood ha descubierto que puede desempeñar un papel político? La película parece un reto a Trump.

M.S. La mayoría de la gente de Hollywood solo quiere ganar dinero. Pero también hay unos cuantos que ya han ganado lo suficiente, que ya han alcanzado todo lo que querían y que se mueven por sus principios. Uno de ellos es Steven Spielberg. Ya no tiene que demostrarle nada a nadie. Quería contar algo que era real en 1971 y que también lo es ahora.

XL. Seguramente, algún día se rodará una película sobre Donald Trump. ¿Hay algún papel que le gustaría interpretar?

M.S. Ya lo creo, sí. Los personajes más interesantes en una película sobre Trump son las mujeres que lo apoyan. Su portavoz Hope Hicks, su asesora Kellyanne Conway, su exmujer Ivana, su hija Ivanka y por supuesto Melania, su mujer. Fantásticos personajes todas ellas.

XL. De Melania se dice que habla cinco idiomas.

M.S. Lo sé, pero la verdad es que nadie le ha oído nunca hablar ninguno.

XL. ¿Qué es lo que le fascina de esas mujeres?

M.S. Quiero saber cómo se justifican ante sí mismas. Espero que un gran autor escriba algún día esta historia. Parece sacada de una obra de Shakespeare.

También te puede interesar estos artículos sobre Meryl Streep…

Meryl Streep: las mujeres de Trump que me gustaría interpretar

Meryl Streep: “Thatcher fue tan odiada como adorada”

También te pueden interesar estos  artículos sobre los nominados a los Oscar 2018

La sorprendente vida de Molly Bloom, la protagonista de la película ‘Molly’game, nominada al Oscar al mejor guión adaptado

Dunkerque, nominada a 8 premios Oscar

La verdadera historia del delator que protagoniza la nominada al Oscar ‘Los archivos del Pentágono’

Te pueden interesar estos artículos sobre abusos sexuales

¿Harvey Weinstein contaba con el silencio cómplice de Hollywood?

#Metoo: el grito global de las mujeres