La consulta de un médico de familia es una fuente inagotable de anécdotas

Fernando Fabiani, médico de profesión, que antes de su consulta actual en un centro de salud pasó por urgencias,  ha ido recogiendo las anécdotas escuchadas en urgencias y que ahora,  contadas con gracia y ternura, se han convertido en un libro Vengo de urgencias (editorial Random House) y Valga como muestra un recopilado de las frases que escucha de sus pacientes.

  • «Yo siempre me he curado las heridas con gasolina».
  • «Me encanta el Cola-Cao, pero lo vomito. A ver si soy lactante».
  • «Noto el cerebro despegado del cuello».
  • «Si me dolerá el hombro que me he pelado cortito para no tener que peinarme».
  • «Yo, para mí, que fueron los pimientos asados».
  • «El estómago lo tengo más alto que una persona normal».
  • «Vengo, más que nada, para que me vea».
  • «Hágame un análisis a ver si por fin soy estéril».
  • «Tengo una glándula en el estómago que es la que me pone gorda».
  • «Me pica al orinar, pero el otro agujero».
  • «Yo es que ronco con la boca abierta».
  • «Me levanto con la tensión baja, pero doy un trago de coñac y se me regula».
  • «Yo es que tengo muchos tendones».
  • «Me salen muchas lacras con la edad».
  • «Me ha dado un desmayo de conciencia».
  • « ¿Me puedo lavar los dientes antes de una analítica?».
  • «Yo soy muy místico con la comida».
  • «Necesito lo mío».

También te pueden interesar más artículos sobre médicos…

Lo que los médicos de familia dicen a sus amigos… y usted debería oír

25 consejos que los médicos dan a sus amigos

Las agresiones a los médicos no paran de crecer

Médicos rurales. El eslabón perdido de la sanidad

Se ruega no escupir al médico, por Arturo Pérez-Reverte

Cuando estar en la UCI te vuelve loco