Con la llegada de la primavera, las alergias están a la orden del día. Pero, ¿qué es lo que provoca esta proliferación? Enumeramos las causas principales

Motores diésel

Las partículas del gasóleo en el aire facilitan el transporte del polen hasta la nariz y su penetración en los pulmones. El problema es grave en España, donde el parque automovilístico diésel es mayoritario.

Alimentos procesados

La industria alimentaria ha cambiado nuestros hábitos de consumo, alterando la flora bacteriana. Los alimentos procesados, se relacionan con el aumento de las alergias. Y, en general, la tendencia a comer menos frutas, verduras frescas y pescado azul.

Cloro

Los agentes químicos presentes en el aire de las ciudades pueden desencadenar reacciones del sistema inmunitario. Una hipótesis, avalada por la Universidad de Lovaina (Bélgica), sugiere que el contacto generalizado de los niños con el cloro de las piscinas cubiertas es el desencadenante de muchos casos de asma.

Vitamina D

La insuficiencia de vitamina D aumenta hasta tres veces las probabilidades de que los niños padezcan reacciones alérgicas a alimentos. Influyen también los factores medioambientales y genéticos y el color de la piel.

Edad crítica

No hay acuerdo sobre la edad idónea para exponerse por primera vez a alimentos alergénicos, como la leche de vaca o el trigo. Se sabe que en algunos casos el contacto temprano es beneficioso.

Medicamentos

Los antibióticos, en especial los que se toman para combatir las infecciones respiratorias, incrementan el riesgo de padecer asma y eczemas alérgicos, según un estudio alemán.

Te puede interesar

Seis verdades sobre las alergias