El desagüe de la ducha, el pomo de la puerta, el sofá del salón, el mando de la tele, el aire interior… Un equipo de científicos ha buscado el virus en las casas de personas infectadas con coronavirus, y lo ha encontrado. Por A.G.

• Los científicos avisan: la segunda ola de la pandemia de coronavirus puede ser en julio

¿En qué lugares de la casa permanece el virus cuando una persona está infectada? Un equipo de científicos alemán ha tomado muestras del genoma del patógeno en 21 hogares donde residía  al menos un afectado por coronavirus. El análisis ha sido exhaustivo: el aire, el agua de los desagües de lavabos, duchas e inodoros, superficies de uso frecuente como pomos, muebles, mandos de la televisión…

Tomaron muestras por toda la casa y descubrieron que el virus aparecía con mayor frecuencia en las aguas residuales de los lavabos y las duchas; lo encontraron en el  20 por ciento de las muestras. También se detectaron desechos de virus en las aguas residuales de los inodoros en poco menos del diez por ciento de las muestras. En cambio, en las superficies de los objetos el patógeno solo aparecía rara vez, alrededor del tres por ciento.

Todas las muestras de aire interior dieron un resultado negativo. Al equipo no le ha sorprendido detectar el genoma del virus en el lavabo. La concentración del patógeno en la garganta y las manos suele ser alta y el gesto de lavarse las manos o los dientes habría llevado restos del virus al sumidero. También se ha detectado el virus en las heces y la orina, y eso explica su presencia en los inodoros.

Los expertos concluyen que el riesgo de contagio por tocar el pomo de una puerta o el sofá del salón es muy bajo. Sin embargo, recomiendan extremar la higiene de manos tras el uso del inodoro y cerrar la tapa antes de tirar de la cadena.

Te puede interesar

¡Cuidado! Aunque te declaren inmune al coronavirus, aún sigues contagiando