En Burkina Faso enseñar se paga con la vida

En Burkina Faso, los islamistas prohíben estudiar. Sus ataques a profesores han forzado el cierre de más de mil escuelas y han dejado sin clases a 150.000 niños. Los pequeños no se rinden. Ahora aprenden en sus casas. Allí, cualquier pizarra improvisada es una escuela. Fotografías: Antonio Aragón Renuncio

Te puede interesar

Clases de primaria en el Estado Islámico