En tiempos del coronavirus, el teletrabajo y la enseñanza ‘on-line’ han invadido nuestras vidas, ¿es el inicio de un cambio en nuestro sistema educativo? Estas son las ventajas de la enseñanza ‘on-line’

Flexibilidad

Los alumnos pueden compatibilizar su formación con otras actividades y con la vida laboral.

Alcance

Los docentes pueden atender a más estudiantes, impartiendo clases a hasta 2500 alumnos en la misma franja horaria.

Horario

Puede ser muy extenso: hay universidades que ofrecen clases de 9 de la mañana a 2 de la madrugada.

Internacional

Se puede enseñar hasta en cien países a la vez.

Interacción

Aumenta entre profesores y alumnos. Se pueden llamar, chatear, escribir…

Socialización

La hay, aunque es distinta. Se da una buena relación de grupo.

Participación

Los más introvertidos participan de una manera más desenvuelta. Se desarrollan habilidades diplomáticas, los estudiantes se interrumpen menos.

Futuro

En tiempos de teletrabajo las empresas buscan profesionales innovadores que estén preparados tecnológicamente. El estudio on-line entrena en habilidades prácticas para las profesiones del futuro.

Precio

Se ahorra el transporte. Y los alumnos extranjeros evitan el desplazamiento y el alojamiento

Te puede interesar

Educación: de la tablilla a la realidad aumentada

El futuro de la educación ya está aquí