El Kar-go, un coche autónomo con forma de huevo verde amenaza el trabajo de los repartidores. Por Fernando Goitia

Quédese con su nombre: William Sachiti (en la imagen de abajo de blanco). Nacido en Zambia, es el fundador de Academy of Robotics, competencia de Tesla y Google en materia de vehículos autónomos.

Su coche Kar-go -el ‘huevo’ verde con ruedas de la foto- rodará en breve por las calles británicas mandando al paro a los repartidores de empresas de logística, sustituidos por este ingenio eléctrico con capacidad para 48 cajas de zapatos y un coste de reparto inferior a un euro por kilómetro.

La amenaza de los repartidores 1

A diferencia de sus rivales, además, circula por vías sin pintar -para reparto rural- y recopila datos de baches, socavones o nieve que envía a una empresa de mantenimiento de carreteras. Y es que de Kar-go todo se aprovecha.

 Te puede interesar

Coches autónomos: cuando el algoritmo mata