Son las campeonas del mundo de pádel, y son españolas. Ortega, además, puede presumir de ser la jugadora más joven en alcanzar el número uno del ‘ranking’ internacional. Hablamos con ellas cuando inician nueva etapa deportiva por separado. Por Ricardo Uribarri / Foto: Pedro Walter 

Si hay un deporte en el que España sea actualmente referencia en el ámbito mundial, ese es el pádel. Así lo muestra el nivel deportivo de sus jugadores, con dos parejas de nuestro país acabando 2019 como números uno del mundo, tanto en categoría masculina como femenina en el circuito World Padel Tour. Así lo confirma también la cifra de practicantes que, según el último estudio elaborado en 2015 por el Consejo Superior de Deportes, era de más de cuatro millones, un número que habrá crecido sensiblemente. Y cada vez más aficionados llenan recintos emblemáticos de nuestro país para ver los partidos.

Dos de las figuras más representativas de esta disciplina en este momento son Marta Ortega y Marta Marrero, que han sido la pareja de moda en la última temporada al ganar el circuito femenino igualando el número histórico de victorias en torneos. siete en un año. Hablamos con ellas.

XLSemanal. La pasada temporada fue la primera vez que jugaron juntas todo el circuito y mejor no les pudo ir. ¿Cuál fue la clave del éxito?

Marta Marrero. Nos costó un montón porque hasta el último momento estuvimos luchando por el título. Diría que el triunfo se basó en tener mucha dedicación y unas ganas enormes de hacerlo bien. Trabajamos muy duro para conseguirlo.

Marta Ortega. Yo creo que las dos tenemos una percepción del deporte y de la vida muy parecida y eso nos ayudó. Sabemos que lo más importante es la constancia y el trabajo, y eso fue fundamental durante todo el año.

XL. ¿Tan importante o más como acoplarse en la pista es congeniar fuera de ella con la pareja?

M.M. Sí, es muy importante. Al final convives mucho tiempo con tu compañera, hay muchas horas muertas y es necesario tener un feeling y un acercamiento que se nota dentro de la pista.

XL. Marrero tiene 36 años y Ortega, 22. Son 14 años de diferencia. ¿Hizo Marta un poco de hermana mayor con Martita?

M.O. Sí, por supuesto, aunque tengo que decir que no creo que se note tanto la diferencia. La verdad es que ella ha sido una buena mentora en todos los sentidos.

M.M. Nunca pensé que la diferencia de edad fuera a ser un problema. También necesitaba la frescura y la alegría que tiene Martita y las ganas que siempre ha transmitido en los partidos.

XL. ¿Qué han aprendido la una de la otra? ¿Qué cualidad destacarían?

M.O. Yo he aprendido de Marta mucha profesionalidad. Saber en qué momento tienes que estar concentrada y cuándo no hace falta tanto. Sobre todo, los tiempos que exige la competición.

M.M. A mí me sorprendió mucho de ella cómo organiza su vida, le da tiempo a hacer de todo en un día y todo lo hace a la perfección. Es admirable cómo compatibiliza una carrera deportiva y una carrera académica.

Marta Ortega y Marta Marrero: "¡El padel no es de pijos!" 1

Marta Ortega compatibiliza el pádel con la carrera de Medicina. Marrero dirige un club deportivo. Dicen que entienden el deporte como la vida: “La constancia es fundamental”

XL. Ortega ha acabado la temporada como la número uno más joven de la historia. ¿Le motiva o le mete presión?

M.O. No, me motiva. Si me meto en algo es para hacerlo al cien por cien. Es verdad que no pensaba que fuera a llegar tan pronto, pero cuando mis entrenadores me decían la frase de «ten paciencia, eres muy joven», yo pensaba. «Si puede llegar ya, en un mes, pues quiero llegar. Luego ya veré lo que hago, a lo mejor toco el número uno y me voy, pero quiero llegar y saber lo que se siente». Era un sueño y un objetivo, pero ha sido una sorpresa alcanzarlo tan rápido. También te digo que he trabajado mucho para conseguirlo lo antes posible. Si te metes en un deporte y sacrificas tanto en tu vida, es para llegar a lo más alto.

XL. Triunfa en el pádel, estudia Medicina… ¿De dónde saca el tiempo?

M.O. La verdad es que tengo unos amigos muy buenos que tienen mucha paciencia conmigo y, cuando no estoy en clase, les falta tiempo para contarme todo lo que han hecho. Y también una familia muy guay que me ayuda en todo lo que puede. Gracias a que todos estamos muy compenetrados no pierdo el tiempo. Estoy siempre de aquí para allá, pero también es como me gusta vivir. Soy una persona muy activa.

XL. Es la segunda vez que Marta Marrero acaba el año como número uno. La anterior fue en 2016 con otra compañera. ¿Qué ha tenido de especial esta ocasión?

M.M. El hecho de que Martita no lo hubiera logrado hasta ahora y lo haya conseguido por primera vez a mi lado te da un plus de satisfacción. Ha sido un triunfo que lo he disfrutado muchísimo.

XL. Usted viene del tenis, que tuvo que abandonar en 2010 por una lesión de tobillo, y empezó a jugar al pádel, casi por casualidad, tiempo después. ¿Fue una de las mejores decisiones de su vida?

M.M. Fue una decisión dura en su momento porque era joven y llevaba toda la vida dedicándome a eso y me hubiera gustado llegar más alto, pero una vez que tomé la decisión ya no miré atrás y todo lo que me ha pasado desde entonces ha sido muy positivo. Me ha tocado vivirlo siendo más madura y estoy disfrutando de esta otra etapa.

XL. De forma paralela a su actividad como jugadora también lleva la gestión en un club de pádel. ¿Qué es más difícil. ganar un campeonato en la pista o tener la responsabilidad de que funcione el club?

M.M. Pues yo diría que sacar adelante los partidos, porque afortunadamente en el club Augusta tengo un buen equipo que me permite estar mucho más concentrada en la competición y que al mismo tiempo salga el trabajo.

XL. ¿Hay mucha rivalidad entre las jugadoras dentro del circuito?

M.M. En la pista hay una rivalidad sana y fuera reina la cordialidad y el buen rollo. Al final somos como una pequeña familia, que convivimos horas en muchos espacios y yo creo que es bueno que haya esa armonía.

“El número uno no estaba previsto tan pronto. Mis entrenadores me decían. ‘Ten paciencia, eres muy joven’. Pero yo pensaba: ‘Si se puede, yo quiero llegar ya'”, Marta Ortega 

XL.¿ Siendo número uno del ranking se puede vivir bien del pádel?

M.O. Sí, haciendo hincapié en esa condición de número uno, sí se puede vivir bien. Es verdad que podríamos vivir mucho mejor y que se ha empezado a vivir bien hace poco tiempo, pero se podría decir que sí.

M.M. Pero, cuando nos retiremos, tendremos que seguir trabajando, eso que quede claro. Además, si bajas en el ranking, los premios son menores y la diferencia es importante.

XL. En el pádel, las chicas tampoco cobran lo mismo que los jugadores masculinos. ¿Les parece injusto?

M.M. Pues un poco. En los tiempos que corren, intentamos que se nos valore igual que a los chicos. Nos esforzamos igual, entrenamos las mismas horas que ellos y deberíamos tener la misma recompensa. Poco a poco, nos vamos acercando, dando pasos año a año y esperemos que dentro de poco nos igualemos en los premios.

“Es admirable cómo Martita compatibiliza la carrera deportiva y la académica. Le da tiempo a hacer de todo y lo hace todo a la perfección”, Marta Marrero

XL. ¿Qué se les puede decir a los que comentan que las chicas no dan el mismo espectáculo que los chicos?

M.O. El pádel femenino está en un momento muy bueno. Quizá hace años era verdad, pero ahora jugamos un pádel entretenido y hay gente que dice que aprecia más nuestra táctica.

XL. En 2019 empezó a haber torneos exclusivamente femeninos y llenaron los recintos. ¿Hasta qué punto es importante el tener eventos propios?

M.M. Yo creo que es positivo. Soy partidaria, de momento, de ir de la mano de los chicos, pero las pruebas que se han hecho han funcionado muy bien y es una manera de que se nos vea más, que seamos las únicas protagonistas. Espero que siga así en el futuro.

XL. ¿Las conocen ya por la calle o fuera de su círculo aún pasan inadvertidas?

M.O. Sí, sí nos conocen. Me ha pasado varias veces que en el hospital donde hago prácticas me han conocido.

M.M. De momento, no es que te agobie la gente. Te hace gracia que te reconozcan en un avión o de compras en una tienda, pero estamos en un momento aún muy light.

XL. Hace años se decía que el pádel era un deporte elitista, de pijos. ¿Creen que se ha quitado ya esa etiqueta?

M.M. Sí, yo creo que sí. Al principio, cuando empezó, era un poco para la élite, pero ahora es accesible para cualquiera.

M.O. Es verdad que empezó con esa fama, pero ahora es para todo el mundo.

Marta Ortega y Marta Marrero: "¡El padel no es de pijos!" 2

Marta Marrero

XL. Por primera vez, dos parejas españolas han quedado al frente del circuito. ¿Cómo se explica este dominio del pádel nacional?

M.O. Yo creo que se basa en la cantera. Hay un circuito nacional de menores muy bueno y jugadores de 16 años con un gran potencial. La clave es tener una buena cantera y en España tenemos eso asegurado para tiempo.

XL. ¿Por qué le está ganando terreno el pádel al tenis?

M.M. Yo creo que el pádel es más fácil que el tenis. Una persona que nunca haya hecho deporte y se meta en una pista de pádel es capaz de pasárselo bien, de ahí el éxito de este deporte. También el hecho de jugarse en pareja y en una pista más pequeña hace que la condición física no tenga que ser tan importante. Es más social que el tenis, donde con un nivel bajo te aburres mucho, mientras que en tu primer día en el pádel ya puedes jugar casi un peloteo.

M.O. Es más entretenido y avanzas mucho más rápido que en el tenis, donde, si no sabes, te pasas todo el rato recogiendo pelotas y es un rollo. Sin embargo, en el pádel te vas motivando porque ves que cada día haces más cosas.

“El pádel es más fácil y más entretenido que el tenis y, aunque no sepas, no te pasas todo el rato recogiendo pelotas”, Marta ortega

XL. El pádel tiene muchos practicantes a nivel aficionado, pero ¿qué le falta para terminar de enganchar a más público?

M.M. Es un deporte joven relativamente. Lo bueno es que hoy hay muchas instalaciones, puedes jugar en casi cualquier sitio. Es cuestión de tiempo que más gente lo vaya probando y también se enganche.

“Este deporte está creciendo mucho a nivel internacional. Espero que lo podamos ver en unos Juegos Olímpicos en unos años”, Marta Marrero

XL. El gran sueño es que algún día el pádel entre a formar parte de los Juegos Olímpicos. Pero para eso hace falta que se extienda por más países, ¿no?

M.O. Por supuesto. Sería lo más. Estar representando a tu país en una competición mundial como esa sería llegar a la cumbre deportiva.

M.M. Yo creo que el pádel está creciendo a nivel internacional y espero que lo podamos ver dentro de unos Juegos en unos años. A mí me pilla ya un poco mayor y no creo que llegue, pero ojalá que se produzca.

Marta Ortega y Marta Marrero: "¡El padel no es de pijos!" 3

Marta Marrero, de 36 años, y Marta Ortega, de 22, amigas y compañeras de pádel. La primera vive en Barcelona y la segunda, en Madrid. Lo que no ha impedido que sean un equipo de éxito.

XL. De patrocinadores no se pueden quejar. Sacan más dinero por esa vía que por premios deportivos. ¿Por qué el pádel es tan atractivo para las marcas?

M.M. Está claro que es el deporte de moda. El que cada vez se pueda ver más por televisión también es algo muy importante.

XL. Cuando una alcanza los 36 años, ¿se marca ya un plazo para la retirada o aún no?

M.M. No me he planteado aún una fecha concreta para dejarlo, pero sí que en dos o tres años es posible que lo deje porque quiero ser madre. Por ganas no es, porque sigo teniendo muchas y eso te hace decir «un poquito más, un poquito más», pero supongo que dentro de dos años es posible que acabe.

XL. Han decidido cambiar de compañera para 2020. ¿Por qué hay tantos movimientos de pareja en el pádel, tanto en chicos como en chicas?

M.M. Quizá se deba a que en el pádel tienes mucho más roce, estás muy conectada a tu compañera y las parejas se desgastan.

Te puede interesar

Más altas, más rápidas, más fuertes: las campeonas españolas

Carolina Marín: “No necesito más dinero del que tengo”