La activista Helena Maleno se enfrenta a una condena que va desde 6 meses de cárcel a cadena perpetua. Esta española está acusada en Marruecos de tráfico de personas y de impulsar la inmigración clandestina. Texto, foto y vídeo: Daniel Méndez

Es un caso más de voluntarios que salvan vidas y ,ahora, son acusados de fomentar la inmigración ilegal con penas de cárcel. La investigación se inició en España en 2012. La causa en nuestro país se archivó en 2017, pero las autoridades que remitieron su dosier a Marruecos no informaron de este hecho. También ha recibido amenazas de las mafias.

“Yo no he hecho nada malo. Salvar vidas no es un delito. ¡Me he convertido en un símbolo a mi pesar!”

P. ¿En qué situación está su caso?

R. Ha terminado la investigación y el juez decidirá si archiva o abre juicio. A partir de ahí: prisión provisional o libertad bajo fianza…

P. El juez dijo que el suyo es un trabajo humanitario.

R. Sí. Ni la Policía española ni la marroquí han encontrado ánimo de lucro en mi actividad.

P. Entonces, ¿qué problema hay?

R. El ministro del Interior y otros gobernantes europeos han dicho que hay un hilo fino entre la labor humanitaria y la promoción de las mafias. Es un discurso perverso que está también en el dosier que la Policía española ha enviado a Marruecos. La labor humanitaria se criminaliza porque dicen que favorece la inmigración.

P. ¿Y es cierto?

R. Cuando leí el informe que las autoridades españolas redactaron sobre mí, me puse a llorar desconsoladamente. Llegas a tener dudas. Pero yo no he hecho nada malo. Salvar vidas no es un delito. Yo solo quiero recuperar mi vida. Estar con mis hijos y seguir trabajando.

P. Se ha convertido en un símbolo.

R. ¡A mi pesar!

P. ¿Por qué no se va de Marruecos?

R. No contemplo huir. Esto no es un juicio contra mí. Mi familia y yo sufrimos, pero es un procedimiento contra el derecho a la vida.

voluntarios salvan vidas acusados de inmigracion ilegal

P. Los migrantes en peligro llaman a su teléfono. ¿Por qué?

R. Hace 17 años conocí la situación de las comunidades migrantes que viven en Marruecos esperando para cruzar. Me instalé en Tánger y empecé a trabajar: investigo, ayudo, acompaño a mujeres al hospital a dar a luz, inscribo a los niños en el Registro Civil… Empiezan a pasarse mi número. Se lo pasan entre ellos: «Si te pasa algo, en el agua, en el desierto, llama a este número».

P. ¿Qué hace cuando recibe una llamada?

R. Si es desde una patera, llamo a Salvamento Marítimo, que es quien tiene las competencias para la salvaguardia de la vida en el mar. Mi obligación es intentar que el rescate sea lo más rápido posible. Pero si es en Canarias, donde rige otro protocolo, llamo a la Guardia Civil de Canarias. Y ellos mismos me han llamado muchas veces.

P. ¿Cuántas vidas ha salvado usted?

R. ¡Ni idea! Pero recuerdo cada naufragio. En 2014, por ejemplo, desapareció una patera en la ruta canaria con 60 personas. O las casi 80 que desaparecieron en 24 horas en el Estrecho. Recuerdo a Samuel, Veronique, Larissa, que fallecieron a principios de este año. A Maisam…

El debate está abierto. ¿Ayuda humanitaria o tráfico de personas? ¿Salvar vidas te puede llevar a la cárcel?  Entra en nuestro Foro y opina.

También te pueden interesara estos más artículos sobre voluntarios acusados de tráfico ilegal de personas

Cuando salvar vidas te puede llevar a la cárcel

Los bomberos voluntarios que se enfrentan a 10 años de cárcel

Mussie Zerai: “Usan los tribunales para detener nuestra humanidad”

También te puede interesar más noticias sobre inmigración

Cuando salvar vidas te puede llevar a la cárcel

El cazador de refugiados, ¿héroe o asesino?

Embarazadas en tierra de nadie

¿Por qué un niño se echa al mar?